Lo que debes saber sobre invertir en copropiedad

Cargando...
Lo que debes saber sobre invertir en copropiedad

¿Alguna vez has considerado invertir en copropiedad? La copropiedad, significa que varias personas se unen para comprar y poseer juntas una propiedad (casa, departamento, terreno). Así, los copropietarios comparten los gastos de compra y mantenimiento de la propiedad, pero también los beneficios, equivalentes al porcentaje de participación en la propiedad.  

Este tipo de inversión ha ganado popularidad, ya que te permite compartir los costos, riesgos y beneficios asociados permitiéndote tener más seguridad y mayores oportunidades.  

Tal vez aun no tengas claras las ventajas, así que te las explico: 

  • Tienes acceso a más oportunidades, ya que te permite acceder a oportunidades de inversión que podrían requerir un capital significativo o que de manera individual podrían estar fuera de tu alcance, como la adquisición de propiedades inmobiliarias o la participación en proyectos de desarrollo. 
  • Puedes compartir riesgos, pues al invertir en copropiedad, compartes los riesgos y costos con otros inversionistas, lo que puede ayudar a reducir la exposición individual a pérdidas potenciales. 
  • Consigues una experiencia compartida. Puedes beneficiarte de la experiencia y conocimientos de otros inversionistas que participan en la copropiedad, lo que puede ser especialmente útil si eres nuevo en el mundo de las inversiones.  
  • Las responsabilidades son compartidas: al ser dos o más personas, cada una es responsable de un porcentaje de los costes asociados a la propiedad, por lo que la carga de mantener y gestionar la propiedad disminuye. 

 

¿Cómo invertir en copropiedad? 

Muchas personas buscan invertir en copropiedad con un conocido, ya sea pareja, amigo o familiar, ya que proporciona más confianza y familiaridad. Al unir fuerzas con personas cercanas, se puede compartir la emoción de invertir juntos, fortalecer la relación y trabajar hacia metas financieras comunes. Sin embargo, es crucial saber cómo administrar la propiedad de forma efectiva entre todos los copropietarios, ¿Sabes cómo administrar una propiedad en copropiedad? 

La administración de una propiedad en copropiedad puede implicar una serie de consideraciones y responsabilidades compartidas entre los copropietarios, ya sean conocidos o no. La administración de forma exitosa requiere una comunicación abierta, acuerdos claros y un compromiso mutuo para mantener y gestionar la propiedad de manera efectiva. 

Estos son algunos aspectos son importantes que deben tener en cuenta: 

  • Comunicación clara: Establezcan canales de comunicación efectivos para tomar decisiones conjuntas sobre el mantenimiento, los gastos y cualquier otro aspecto relacionado con la propiedad. 
  • Acuerdos por escrito: Redacten un acuerdo por escrito que establezca claramente las responsabilidades y obligaciones de cada copropietario, así como los procedimientos para la toma de decisiones y la resolución de conflictos. 
  • Administración financiera: Establezcan un sistema para administrar los gastos asociados con la propiedad, como impuestos, seguros, mantenimiento y reparaciones. Esto puede incluir la creación de un fondo común o la designación de un administrador financiero. 

 

¿Cómo se divide la propiedad en una copropiedad? 

La propiedad en una copropiedad se divide en dos partes: la propiedad individual y la propiedad común 

La propiedad individual es aquella que corresponde a cada copropietario sobre su unidad privada, como un apartamento, una oficina o un local, cualquier espacio físico que pueda estar a tu poder.  

Mientras que, la propiedad común es aquella que corresponde a todos los copropietarios sobre los elementos y espacios que son necesarios para el uso y disfrute de las unidades privadas, como el terreno, las escaleras, los ascensores o los jardines.  

Por ejemplo, si se tratara de una casa, la propiedad privada seria tu habitación, área de trabajo, espacio de estacionamiento o cualquier área que sea para tu uso exclusivo, y la propiedad común, serían las de uso mutuo, como la cocina, sala de estar, entre otras. 

Como cada copropietario tiene una cuota de participación en la propiedad común, el valor de su propiedad privada se determina en relación con el valor total del inmueble. 

 

 Y ¿cómo calculo mi cuota de participación? 

Los acuerdos de copropiedad pueden variar en función de lo que acuerden los inversores. Sin embargo, el porcentaje de propiedad suele ser proporcional a la cantidad de dinero que cada copropietario ha aportado a la compra de la propiedad. 

La cuota puedes calcularla según el valor de la unidad privada de cada copropietario, dividiendo el capital que aportaste entre el capital total invertido por todos los copropietarios. 

Calcular tu cuota de participación es importante para saber cuánto te corresponde de los beneficios y gastos.  

Por ejemplo, si yo aporto 50.000 pesos a una inversión de copropiedad que vale 200.000 pesos, mi cuota de participación es del 25%. Esto significa que tengo derecho al 25% de los ingresos que se obtengan por alquilar o vender la propiedad, pero también que debo asumir el 25% de los costes de mantenimiento, impuestos y otros gastos asociados. 

 

 

Derechos y responsabilidades de una inversión en copropiedad 

 

Al participar en una inversión en copropiedad, es fundamental comprender los derechos que tienes como copropietario en relación con la propiedad compartida y estos pueden abarcar aspectos como la participación en los ingresos generados por la inversión, pues tienes derecho a recibir una parte de los ingresos generados por la inversión en proporción a su participación en la copropiedad. 

Así como, derecho a la toma de decisiones, es decir, a participar en la toma de decisiones importantes relacionadas con la inversión, como su venta, decisiones financieras significativas y cambios importantes en la propiedad. 

Es importante que estos derechos estén claramente definidos en los acuerdos de copropiedad para evitar conflictos y asegurar una gestión efectiva de la inversión. 

Toma en cuenta que, en una copropiedad con dos inversores, la división de la propiedad no necesariamente es del 50% para cada uno. Si no que, dependerá de los acuerdos específicos que hayan establecido entre ustedes. 

Por eso te recomiendo que tengas algunas consideraciones: 

  • Acuerdo previo: Si ambos inversores acordaron una participación igualitaria, entonces sí, cada uno tendría el 50% de la propiedad. 
  • Aportes financieros: Si uno de los inversores aportó más capital que el otro, podrían haber acordado una proporción diferente. Por ejemplo, si un inversor aportó el 70% del costo total, podría tener una participación mayor en la propiedad. 
  • Porcentaje de propiedad: En muchos casos, se asignan porcentajes de propiedad basados en factores como la inversión financiera, la superficie de la unidad o el valor relativo. Estos porcentajes determinan la participación de cada inversor en la propiedad. 
  • Reglamento de copropiedad: Si la propiedad está en un condominio o comunidad de propietarios, el reglamento interno puede establecer cómo se divide la propiedad y cómo se calculan las cuotas de participación. 

Ya hablamos de tus derechos como inversor de copropiedad, pero ¿qué hay de tus responsabilidades? ¿Cuáles son las responsabilidades legales que tendrías en una copropiedad? 

La copropiedad de bienes inmuebles conlleva una serie de responsabilidades legales que es importante comprender antes de embarcarse en esta forma de inversión. Desde el cumplimiento de acuerdos y normativas hasta la administración financiera y la toma de decisiones conjuntas, las responsabilidades legales en una copropiedad pueden abarcar una amplia gama de aspectos.  

Hay que tener claro que, las responsabilidades legales en una copropiedad pueden variar según el tipo de propiedad y las disposiciones legales específicas en cada jurisdicción. Sin embargo, algunas responsabilidades legales incluyen: 

  • Cumplimiento de acuerdos: Los copropietarios están obligados a cumplir con los acuerdos establecidos en relación con la propiedad, que pueden incluir acuerdos de copropiedad, reglamentos internos o cualquier otro documento legal pertinente. De no haber un contrato, esta podrá regirse por las disposiciones del código civil (Artículo 941). 
  • Mantenimiento: Los copropietarios suelen tener la responsabilidad compartida de mantener la propiedad en buen estado, lo que puede incluir el mantenimiento regular, las reparaciones necesarias y la preservación de la seguridad del activo. 
  • Contribuciones financieras: Los copropietarios pueden tener la responsabilidad de contribuir financieramente para cubrir los gastos asociados con la propiedad, como impuestos, seguros, servicios públicos y otros costos operativos. 
  • Cumplimiento normativo: Los copropietarios deben asegurarse de cumplir con las leyes y regulaciones aplicables relacionadas con la propiedad, como el Impuesto de Bienes Inmuebles, normativas de construcción, zonificación, seguridad y cualquier otra normativa legal pertinente. 
  • Toma de decisiones: Los copropietarios pueden tener responsabilidades legales en relación con la toma de decisiones sobre la propiedad, lo que puede incluir la aprobación de cambios estructurales, decisiones financieras importantes y otros asuntos relevantes. 

 

La copropiedad puede ser una forma fantástica de invertir en bienes inmuebles, invertir con amigos o pareja puede ser una forma emocionante de trabajar juntos hacia un futuro financiero más sólido, sobre todo, si tienes recursos financieros limitados.  

Siempre es fundamental considerar todos los factores y buscar asesoramiento profesional para decidir con conocimiento de causa.  Realiza una investigación exhaustiva, establece acuerdos claros y busca asesoramiento profesional antes de comprometerse con una inversión en copropiedad. Al hacer esto puedes aprovechar al máximo tu inversión y asegurar un futuro financiero más sólido. 

 



¿Te ha resultado útil?
ME GUSTA
DISGUSTO